22 feb. 2016

Ítaca, el Peloponeso, Troya. Investigaciones arqueológicas





Ítaca, el Peloponeso, Troya. Investigaciones arqueológicas

Heinrich Schliemann

No podía faltar en nuestro blog este controvertido personaje Heinrich Schliemann (1822-1890), por si no lo conocen es el descubridor de Troya y de realizar también descubrimientos en Micenas, Orcómeno y Tirinto.

“Ítaca, el Peloponeso, Troya. Investigaciones arqueológicas”, este es el título de este libro, de esta grandiosa aventura personal, histórica y arqueológica, escrita por el propio Heinrich.



Seguro que era algo que Heinrich no se esperaba cuando con diez años le regaló a su padre como presente navideño un relato en un mal latín (según el mismo) sobre los hechos acontecidos en la guerras de Troya y las aventuras de Ulises y de Agamenón, treinta y seis años después escribió el presente libro después de ver con sus propios ojos cómo sus relatos escritos tomaban vida y se encontraba de frente con la Troya y la patria de los héroes de Homero.

¿Por qué fue y sigue siendo un personaje controvertido?, partiendo de una niñez de miseria y carente de formación académica, consiguió reunir una gran fortuna de una forma (al parecer) no muy ética. Fue un apasionado de Homero y Pausanias y a través de ellos y de la lectura de sus obras fue capaz de encontrar la ubicación de los restos de los mundos que aparecían en sus escritos.

Criticado en su día, incluso también a día de hoy por su metodología a la hora de descubrir, de desentrañar estos tesoros ocultos bajo tierra, acusado de destruir vestigios intentado descubrir tesoros, lo cierto es que en esos años no existía una metodología arqueología realmente implantada, se puede llegar a afirmar que su trabajo llevo a cimentar la arqueología como ciencia.

Es este ensayo en definitiva una auto biografía de Schiliemann donde descubriremos como fue su niñez, que le llevo a esa obsesión casi enfermiza por Homero, como logró reunir esa gran fortuna, como se convirtió en un poliglota o que métodos utilizó para descubrir los restos arqueológicos que tanta fama mundial le dieron en su momento y a que nos ha llegado hasta hoy.

Ameno, fácil de leer e imprescindible por la oportunidad que nos ofrece la editorial AKAL de acceder a este libro en castellano ya que hasta este momento se presentaba inédito en nuestro idioma a pesar de estar publicado en francés y alemán en 1869.


Encomiable la labor realizada por Hugo Francisco Bauzá en la traducción y edición de este libro, Bauzá es profesor de Historia en la Universidad de Buenos Aires.


ADV.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Dejaron su comentario...



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...