7 ago. 2012

Bradbury. Fahrenheit 451.


Fahrenheit 451
Ray Bradbury
Editorial DeBolsillo
¿Imaginan ustedes un mundo sin libros? ¿Qué ocurriría en nuestra sociedad si desapareciera toda nuestra historia y cultura literaria? Fahrenheit 451 es la respuesta a estas escalofriantes cuestiones.

Bradbury si lo imaginó, y no solo eso, consiguió recrearlo en esta oscura y apocalíptica novela distópica publicada inicialmente por entregas en 1953.  En ella, recrea una sociedad totalitaria, hedonista y anestesiada de felicidad vacua, donde la lectura y los libros están prohibidos, y cuyo único medio de  desarrollo social es la televisión, usada como instrumento político para adormecer la conciencia de sus habitantes.

Este es el país de Guy Montag - el peculiar bombero protagonista de esta obra -  un país donde atesorar o leer libros es un delito, y para paliar esta conducta, este particular y antagónico cuerpo de bomberos creado por Bradbury es el encargado de descubrir a estos criminales literatos para proceder a la encarcelación y posterior quema pública de todos sus libros. Inesperadamente Montag decide un día curiosear uno de esos objetos tan indeseados y es entonces cuando realmente se transforma su pésima vida.

La bipolaridad de Fahrenheit 451, aún siendo esta la temperatura a la que arden los libros, es inflamable, casi explosiva. Por un lado emana del texto una elegante crítica social y cultural sin precedentes, que deja al descubierto las consecuencias de la manipulación, el condicionamiento o el control más absoluto de las masas; por otro lado Fahrenheit 451 es un fantástico homenaje a la lectura, a los libros, a los lectores... A través de un lenguaje directo y sin concesiones el autor consigue recrear una atmósfera angustiosa y absorbente, cargada de cierto romanticismo épico que hace que esta obra sea una de las más importantes en el género de la ciencia ficción; reivindicativo y de lectura obligada.

Fallecido recientemente, Bradbury siempre fue considerado como un narrador excepcional con propósitos morales, así en la obra que hoy nos ocupa el autor nos daba en su momento un interesante aviso de lo que a día de hoy tal vez sea ya una realidad imparable.

Por suerte todavía no hemos empezado a quemar libros, así que disfrútenlos y lean.

Escrito por Diego L.G

Este comentario literario ha sido publicado en el último número (agosto 2012) de la revista D´Latinos Magazine.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Dejaron su comentario...



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...