28 dic. 2011

Polibio. Guerras de Aníbal.


Guerras de Aníbal
Polibio
Editorial Gredos
Aníbal Barca, (Guerras Ibéricas-Aníbal // Apiano) cartaginés de nacimiento, vino al mundo en el 247 a.C.  en el seno de una familia con amplia experiencia militar, hijo de Amílcar Barca y cuñado de Asdrúbal, esta familia es conocida por los historiadores como los Bárcidas para así poder diferenciarlos de otros personajes cartagineses con los mismos nombres, ya que estos eran muy comunes.

Cartago (Qart Hadasht), estaba situada en lo que es la actual Túnez, los cartagineses eran de origen fenicio, tierra situada en el actual próximo oriente, Líbano, Siria e Israel, la llamada tierra de Canaán. Fundaron una gran cantidad de colonias fuera de su tierra natal, prácticamente por toda la cuenca mediterránea. Se trataba de un pueblo eminentemente marítimo, la más importante  de las colonias fue, sin discusión posible, Cartago, creada en el 800 a.C. por fenicios procedentes de la ciudad de Tiro. Esta cobró una importancia crucial cuando puso en jaque a la otra superpotencia del mediterráneo, Roma.

Polibio nos describe en este ensayo histórico parte de las guerras que libraron cartagineses y romanos por todo el mediterráneo, grandes batallas tanto navales como terrestres. Estos grandes colosos se enfrentaron en tres destructivas guerras, las llamadas Guerras Púnicas, el nombre de púnico proviene del latín “punici” que deriva de la palabra “phoenici” indicando el origen fenicio de los cartaginenses. En este ensayo Polibio solo llega hasta la gran batalla de Cannas en agosto del 216 a.C ubicada dentro de la segunda Guerra Púnica donde Aníbal derrotó al ejército romano, mucho más numeroso que el propio, con una táctica que ha traspasado su tiempo y ha llegado hasta nosotros como un claro ejemplo de estrategia militar, con esta táctica prácticamente aplastó a la totalidad de legionarios romanos.

Polibio nos relata la primera Guerra Púnica (264 a.C.-241a.c), que comienza con un enfrentamiento por la isla de Sicilia, la excusa es un conflicto por Mesene (actual Mesina), donde unos mercenarios marmetinos  habían tomado el control siendo hostigados por Siracusa, estos solicitaron ayuda tanto a Roma como a Cartago. Pronto comienzan las hostilidades entre los dos gigantes. Después de numerosas batallas terrestres y navales los cartagineses salen derrotados y con la obligación de pagar un fuerte tributo tanto económico, como otro más humillante si cabe, entregar Sicilia y varias de las islas que tiene a su alrededor. Todo ello refrendado con la firma del Tratado de Lutacio en la primavera de 241 a. C. con el cónsul romano Cayo Lutacio Cátulo.

En la segunda Guerra Púnica (218 a. C.-201 a. C.) la figura de Aníbal entra en acción. En ese momento Asdrúbal era el comandante en jefe de las tropas cartaginesas pero una muerte inesperada  propiciada por el ataque de un mercenario galo, parece ser que por una posible venganza, hace que las tropas deban de elegir a un nuevo caudillo y en efecto son las mismas tropas las que lo eligen como General, siendo posteriormente refrendado por el senado cartaginés a pesar de las reticencias de algunos aristocráticos personajes con poder dentro de la oligarquía cartaginesa. Aníbal solo cuenta en esos momentos con veinticinco años de edad.

Después de muchos preparativos  Aníbal cree que ha llegado su momento, decide retar a un pulso a Roma. Su decisión es asediar Sagunto, lo cual es toda una provocación ya que esta era una ciudad que se encontraba bajo protectorado romano, Aníbal pone como excusa para su acción que los saguntinos están hostigando a las tribus íberas que el mismo protege. Roma protesta enérgicamente pero Aníbal ha comenzado con su plan y no tiene intención de detenerse. Durante ocho largos meses los saguntinos sufren un brutal asedio, la ayuda de Roma no llega, finalmente Sagunto cae en el 219 a.C., comienza la segunda guerra púnica tan soñada y deseada por Aníbal.

Polibio nos narra todo el periplo de este conquistador desde que deja Sagunto y avanza hacia los Pirineos, nos explica como atraviesa esta cordillera y posteriormente los Alpes con su gran ejército de mercenarios íberos, galos, númidas…y que además incluye unas cuantas decenas de elefantes. Polibio refleja todas las grandes batallas acaecidas entre romanos y cartaginenses hasta la gran batalla de Cannas donde muchos miles de soldados romanos perecen, siendo esta una derrota prácticamente total. Posteriormente hubo muchos más conflictos entre estos protagonistas incluida una tercera Guerra Púnica.

Pero Polibio no se limita exclusivamente a darnos a conocer las guerras entre estos dos colosos, también nos explica que pasaba en el mundo justo en ese momento, nos habla de Grecia, de las guerras que mantenían paralelamente los romanos con por ejemplo los Ilirios, la complicada revuelta de los mercenarios cartaginenses en la propia Cartago después de finalizar la primera guerra púnica y todos los datos que rodean a esta fascinante época histórica.

Los grandes historiadores sitúan a Polibio por detrás en importancia de sus predecesores Heródoto y Tucídides, no obstante su contribución es importantísima y lo podría haber sido mucho más si toda su obra hubiese llegado hasta nosotros, pero lamentablemente no es así.

Escrito por V.M.T

1 comentario :

  1. La reseña del libro es perfecta, bien poco se puede añadir. Esta es una de las épocas históricas sobre las que mas se ha escrito tanto novela como ensayo puro y duro y es que los grandes perdedores, siempre fascinan.

    ResponderEliminar

Dejaron su comentario...



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...